Galletitas de Naranja con Thermomix

Galletas de Naranja con Thermomix

Estas galletas las llevo haciendo desde hace mucho tiempo pero como en casa no duran nada, aunque  haga el doble de cantidad, nunca me da tiempo a sacarles una foto.

Para mí, son las mejores galletas sin chocolate que he probado nunca. Me requeteencantan, por sus ingredientes (pocos y muy de por casa), por lo fáciles de hacer y por su sabor y textura. Son muy parecidas a las tejas pero con sabor a naranja. De hecho muchas recetas que he visto en la red las llaman tejas de naranja. Yo las llamo galletitas de naranja tal y como las vi en el bloc “murrón cocina” de dónde saque la receta.

Con la masa de esta receta salen unas 35-40 galletitas que se tienen que hornear en dos o tres tandas porque se expanden mucho, mucho, mucho.

Galletas de Naranja con Thermomix

Receta Galletas de Naranja con Thermomix

Ingredientes:

Una naranja de zumo. De la que necesitaremos la piel, sin nada de parte blanca y 40 gr de su zumo (no hace falta utilizar exprimidor estrujando con las manos nos basta para sacar 40gr)

100 gr. de azúcar.

35 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.

75 gr. de harina.

 

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º, con opción aire o en su defecto calor arriba y abajo.

Pulverizamos la piel de naranja con el azúcar programando 20 segundos a velocidad 10.

Bajamos lo que nos haya quedado por las paredes del vaso y añadimos los demás ingredientes (mantequilla, harina y el zumo de naranja) y programamos 15 segundos a velocidad 4.

Así de fácil.

Ponemos papel de horno en la bandeja donde vayamos a hornear y; o bien ponemos la masa en una manga pastelera de boca estrecha y hacemos bastoncitos o, como suele ser mi caso, ponemos la masa dentro de una bolsita de congelación (tipo ikea, Mercadona) y cortamos uno de los vértices, con muy poca abertura. A mí es la opción que mejor me va. Hay que dejar bastante separación entre unas y otras porque con el calor del horno se expanden mucho, quedando completamente planas.

Las metemos en el horno, por tandas de unos 8-10 minutos. Hay que estar atentos ya que se hacen enseguida. Cuando estén doraditas por los bordes ya estarán. Al sacarlas del horno hay que dejar que enfríen 2 minutitos en la misma bandeja porque la masa sale muy blanda y va endureciendo al enfriarse. Tienen que quedar crujientes, si alguna vez os salen algo chiclosas es porque vuestro horno necesita un minutito más, pero estad muy pendientes para no quemarlas, si es necesario bajáis temperatura y las tenéis más rato. En mi horno en 8 minutos están.

Son ideales para un café con amigas o para sacar en una tarde de picoteo. Seguro que si las probáis no será la última vez!!!!

Share Button
Esta entrada fue publicada en Postres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.