Galletas Springerle con Thermomix

Las Galletas Springerle, de origen alemán, tienen un encanto especial. Son de una apariencia taaaan… DELICADA que simplemente por eso tenía que hacerlas.

La primera vez que las ví en El rincón de Bea (aunque yo he seguido la recta de la revista Especial Navidad de TMX) fue un amor a primera vista porque simplemente enamoran. Creo que bien se merecen un momento o fecha especial. Y justo cuanto más me rondaban por la cabeza me regalaron estas Navidades unos moldes especiales para hacer estas galletas y salió la receta en el “Especial Navidad” Thermomix. Así pues hice caso a todas las premoniciones y me puse manos a la “masa” :D

Ese momento ha llegado y me he dispuesto a prepararlas para “San Valentín” sí lo habéis leído bien; porque aunque todavía quedan unas cuantas semanas, estas galletas (según he leído) adquieren su mejor sabor a partir de la 4ª semana y bien guardadas en papel celofán o en una caja de latón aguantan hasta 6 meses… Así pues me viene perfecto para tenerlas listas para el día 14.

Galletas Springerle con Thermomix

Galletas Springerle con Thermomix

Ingredientes (para unas 24 galletas)
¼ cucharadita de “Hartshorn” o levadura química en polvo (yo utilice Hartshorn)

1 cucharada de leche (si se utiliza el Hartshorn, sino NO)

2 huevos a temperatura ambiente (mejor si son M, sino la masa nos va a pedir más harina)

¼ cucharadita de sal

250 gr azúcar glass

250 gr de harina (y un poco más para espolvorear)

¼ cucharadita de extracto de anís o de extracto de vainilla (también he visto recetas que utiliza extracto de limón). En mi caso he utilizado el de anís 

40 gr de mantequilla a temperatura ambiente. (He utilizado sólo 20) Aconsejan no utilizarla si queremos las galletas más blanquitas y más marcadas pero da mejor sabor así que yo opte por poner la mitad

50 gr de Maicena. Este ingrediente lo he aportado extra ya que en varias recetas muy fiables de la red lo añadían para adecuar la receta al clima húmedo de nuestro país.

NOTA MUY IMPORTANTE: El HARTSHORN es un potente agente leudante con amoniaco que se evapora completamente con el horneado así que no se puede probar la masa cruda

Elaboración

Mezclamos en un vasito pequeño el “Hartshorn” con la leche y dejamos reposar durante una hora a temperatura ambiente. Si vamos a optar por usar levadura química omitimos este paso.

Colocamos la mariposa en las cuchillas, ponemos en el vaso los huevos y la sal y programamos 5 minutos a velocidad 3. A continuación, programamos 5 minutos más a velocidad 3 y medio.

Retiramos la mariposa. Incorporamos el azúcar glass, la harina, la mezcla de leche y Hartshorn reposada o  la levadura química (según la opción escogida), el extracto de anís y la mantequilla (si se pone).

Amasamos 15 segundos a velocidad 6. Retiramos la masa a un recipiente hermético o bolsa de plástico y dejamos reposar durante ½ hora en la nevera.

Entre plásticos o sobre la encimera enharinada, formamos una bola y extendemos la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 8 cm.

Espolvoreamos la superficie con harina y, con un molde de Springerle ligeramente empolvado de harina, grabamos el dibujo presionándolo bien hasta hundirlo 4 mm en la masa. Retiramos el molde con cuidado y cortamos la galleta con un cortapastas del tamaño adecuado al molde (ovalado, redondo, etc.)

Colocamos la galleta en la bandeja del horno forrada con papel de hornear . Hacemos las galletas de una en una hasta que nos quedamos sin masa, salen unas 24 galletas dependiendo del tamaño del molde . Si las queremos colgar, les hacemos un pequeño orificio con una pajita de refresco.

Dejamos reposar las galletas sin cubrir durante un mínimo de 8 horas antes de hornearlas o hasta que estén secas por la superficie (este proceso puede variar de 8 a 24 horas dependiendo del tamaño de las galletas y de la humedad ambiental).

Precalentamos el horno a 140º (en mi horno a 130º).

Horneamos las galletas a 140º-130º durante 10-15 minutos, según tamaño y grosor. Tienen que quedarnos blancas, sin dorar, crujientes por fuera y tiernas por dentro.

Retiramos del horno, dejamos templar durante 10 minutos y después, las ponemos sobre una rejilla para que enfríen totalmente.

Reservamos en una lata o recipiente hermético.

Adquieren su mejor sabor a partir de la 4ª semana y bien guardadas en papel celofán o en una caja de latón aguantan hasta 6 meses.

 

Detalle Galletas Springerle detalle con Thermomix

Detalle Galletas Springerle detalle con Thermomix

Share Button
Esta entrada fue publicada en Fechas Especiales, Recetas, San Valentín y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.