Galletas de Mantequilla con Fondant de Star Wars con Thermomix

Como estamos en semana de Carnavales y tenemos a tres Jedis en casa que están dándole vueltas al tema de su disfraz, nos hemos acordado de los moldes que tenemos de Star Wars y que tanta gracia hacen a mayores y a pequeños (bueno, casi diría más a “mayores”, jejejeje)

A mis “jedis” les encanta que les prepare estas galletas, porque están buenísimas!!!
Y si algún día, con tiempo, las puedo decorar con fondant ya me he ganado la etiqueta de mamá “guay” el resto de la semana ;-)

La receta de las Galletas de Mantequilla con Fondant de Star Wars es de una revista de Vorwerk . Se basa simplemente en mezclar bien los ingredientes para después darles la forma deseada y hornearlas.

Este tipo de galletas son ideales para decorar y personalizarlas con nuestros detallitos bien con glasa o bien con pasta de fondant. A mí por ahora me gusta más decorarlas con fondant (en mi caso comercial, no casero) porque lo encuentro más fácil de trabajar. Aunque tengo pendiente profundizar en la decoración con glasa porque las encuentro geniales… todo se andará!

Galletas de Mantequilla de Star Wars con Thermomix

Galletas de Mantequilla de Star Wars con Thermomix

Ingredientes

120 gr de azúcar glas

1 huevo

400 gr de harina

240 g de mantequilla

Elaboración

Tendremos preparada la mantequilla  a temperatura ambiente y cortada a trozos.

Añadimos el azúcar, el huevo, la harina y la mantequilla al vaso y programamos durante 20 segundos a velocidad 6.

Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en film transparente o una bolsa de plástico y la dejamos un mínimo de 15 minutos en la nevera. Mientras precalentamos el horno a 180º.

Dividimos la masa en tres porciones para facilitarnos el trabajo. Colocamos una de ella sobre una superficie de trabajo espolvoreada con harina y reservamos las otras dos en la nevera.

Extendemos la masa con un rodillo hasta dejarla con un grosor de 0,5 cm aproximadamente.

Cortamos las galletas con los moldes de Star Wars y las vamos colocando en una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Las tenemos al horno entre 10 a 12 minutos a 180º, mucho cuidado con los últimos minutos ya que en tan solo un minuto pueden tomar un color demasiado dorado.  Dependiendo del tamaño de las galletas pueden tardar más o menos tiempo en hacerse.

Repetimos los pasos anteriores con el resto de la masa que tenemos en la nevera.

Una vez sacadas del horno se dejan enfriar encima de una rejilla. Entonces procedemos con la decoración. En esta receta hemos usado diferentes colores de Fondant comercial y rotuladores de tinta comestible para ultimar los detalles pequeños.

Que la fuerza te acompañe!!!!!!!  :)

 

Share Button
Esta entrada fue publicada en Postres y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.